+34 671 476 891 info@tobba.es

¿Qué hacer antes, durante y después de una comida de empresa? Preguntas urgentes

Son las preguntas que nos hacemos todos los años, se acerca la comida de empresa: ¿debo ir? ¿qué me pongo? ¿dónde me siento? beber o no beber, that’s the question ¿coger el coche? ¿quedarse hasta el final o apostar por una oportuna evacuación precoz?

Vamos a intentar en este artículo arrojar un poco de luz sobre esas preguntas y ayudar a que cada uno se posicione al respecto de esas dudas. Claro que no hay que hacer caso al cien por cien de este artículo (ni de ningún otro), sus autores tienen un master en errores y arrepentimientos post festivos por la Universidad de Yale (Vale). La experiencia de todos es su único aval.

Ya me han invitado ¿Qué hago? ¿Voy la comida de Navidad de mi empresa?

Sí, ve. Queremos y admiramos a esa amiga, a ese colega, que todos tenemos y dice “la gente que vale la pena no va a la comida de empresa”. Muy bien, opciones_cena_empresatendrá sus gustos, sus razones, pero la respuesta definitiva a esta pregunta siempre es sí. Seguramente habrá sido un año duro, difícil, y hay que celebrar que termine. O muy bueno y hay que celebrar que existió. El caso es que celebrar que aún estamos aquí para contarlo. El año que viene, con Donald Trump de por medio, no tenemos garantías.

Este tipo de encuentros sirven, admitámoslo, para afianzar acercanos, sin ironía ni segundas intenciones, de una forma que resulta compleja el resto del año. Seáis muchos o pocos siempre viene bien estar más unidos. Además en estas citas todo el mundo tiene un carácter más afable y cercano, con un poco de buena intención puedes prolongar esa sensación semanas, meses, incluso todo el año.

 

Soy nuevo en mi empresa ¿Debo ir a la comida de Navidad?

La respuesta también es sí, seguramente te lo estarás pensando mucho, puedes sentirte ajeno, extraño, pero si te han invitado por algo será. Si de alguna

manera te lo han comunicado, ve.Pocos momentos mejores para conocer a tus compañeros y que te conozcan, saber quienes son, aspectos de los que no se suele hablar en el trabajo: sus aficiones, sus gustos, su situación sentimental, incluso sus problemas laborales. Puede que veas la cara que tienen al reír o al llorar, que eso une mucho. Te vendrá muy bien a la hora establecer relaciones en el entorno laboral empáticas, personales, luego, ya en el día a día. El proceso de adaptarte a la empresa se acelerará bastante, no dejes de ir, no dejes ir la ocasión.

Coger el coche para la comida de empresa ¿Cómo ir a la comida de Navidad de la empresa?

Si puedes evitarlo, evítalo a toda costa, por dos factores:

El alcohol, beber y conducir es mala mezcla.

La peor combinación. Cuantos menos coches haya en la carretera mucho mejor, siempre podéis compartir taxis o tirar de bus (la línea 1 en Cádiz es bastante rápida y te deja a unos metros de Tobba). Si eres residente en Cádiz y celebras tu comida de empresa en esta misma ciudad, puedes ir andando, aquí no hay distancias. Una curiosidad, el paseo más largo en línea recta que se puede dar en el casco antiguo es de 1,8 kilómetros. Con esa distancia (ni media hora) se llega desde Tobba hasta el límite de la ciudad por Cortadura o hasta el centro de la ciudad. Qué frío, ni qué frío, aquí no hace frío, recuerda, hace humedad. Y se quita andando.

Aparcar, en Cádiz es muy difícil habitualmente, y en estas fechas más.

Si no quieres hartarte de dar vueltas con el coche para al final meterlo en un parking, soltar unos euros y aún así llegar tarde, no cojas el coche.

Si aún así, no tienes más remedio que cogerlo ya sabes, ni una gota de alcohol, también tenéis la opción de compartir coche y elegir un conductor que no beba. El elegido descubrirá el asombro de escuchar hablar a todos los bebidos desde la sobriedad absoluta: una experiencia divertidísima. Volver caminando siempre es una opción en Cádiz, ciudad pequeña y bonita, un paseo siempre se agradece, además seguro que a algunos les va muy bien que les dé un poco el aire refrescante y perfumado, eau d’Atlantique, de vuelta a casa.

¿Cómo debo comportarme en la comida de empresa?

Fácil, easy, nada de expectativas excesivas ni entusiasmo, recuerda, no eres Obélix ni un relaciones públicas de Las Vegas, no tienes que hablar con todo, decirlo todo, comértelo todo (lo que haya en la mesa) ni bebértelo todo, no es el fin del mundo. Es un encuentro más. No te pases con la confianza, no seas abrazafarolas, no hables a gritos, recuerda que estás comiendo con tus compañeros del trabajo y con tus jefes. Habrá que volver al trabajo, a la normalidad, hay que volver a casa. Siempre es más placentero hacerlo pensando que se ha comido, bebido, hablado y actuado de menos que de más.

Sobre todo recuerda, si no sueles beber o comer en exceso, no lo hagas tampoco ese día, diviértete, relájate y disfruta, seguro que será un buen rato, pero no cometas excesos, ni tomes nada “raro” bajo el discutible precepto de “un día es un día”. Y seis, media docena. Siete, una semana. Hasta ahí llegamos todos. Sin pamplinas.

Una pequeña anotación:

Para el personal que te atiende esos días también es Navidad, son trabajadores como tú, están en temporada alta, comprensión, ponte en su lugar siempre, nada de confianzas excesivas y colaboración. El respeto debe ser idéntico, máximo, a los dos lados de la barra. El cliente tiene la razón… Siempre que no la pierda. Sed buenos con ellos y sonreíd.

¿Qué me pongo para la comida de empresa?

Que no cunda el pánico, si tu empresa no tiene unas directrices concretas sobre vestuario, si no es un evento organizado en el que haya una petición expresa

de atuendo (el célebre dress code), es una cita más, informal. Utiliza el sentido común y, ante todo, sé tu mismo, nada de ir como a una boda, seguro que sabrás encontrar el modelito perfecto, el punto exacto, aún así si necesitas algo de ayuda puedes hacer click aquí, esperamos que te sirva de inspiración.

Una recomendación:

En estas fiestas, debéis tener mucho cuidado con vuestros abrigos y vuestros bolsos, hay mucha gente en todas partes y a menudo hay confusiones y despistes, se pierden, se olvidan…

Y después de la cena… ¡Las copas!

Si no tenéis nada programado, si no habéis contratado algún servicio o un reservado en algún sitio, en Cádiz es muy fácil encontrar destino después de una comida de empresa. Una copa en una terraza al sol es un buen comienzo, por suerte enCádiz se puede tomar una copa en una terraza en Diciembre. También tenéis la opción de alguna actuación de música en directo en algún bar o una zambomba flamenca.
Si nunca has ido a una zambomba flamenca en Tobba tendremos tres en el mes de Diciembre de 2016, que iremos anunciando en tobba.es/agenda. Puedes suscribirte a nuestras noticias en nuestra web o seguirnos en Facebook si aún no lo haces.
De otro modo, si queréis tomar una copa tranquilos y fuera del bullicio, os recomendamos nuestros reservados a medida, una opción muy interesante a la hora de grupos tanto para estar cómodos, como para el bolsillo. Hay que tener en cuenta que en este tipo de celebraciones navideñas se reúnen personas de muy diferentes perfiles, y es muy importante encontrar un lugar donde todos estén cómodos y a gusto.

Al día siguiente ¿Cómo remedio esta resaca?

Al día siguiente, si has sido bueno, todo irá bien, habrás conocido mejor a tus compañeros de trabajo, harás confraternizado, lo habréis pasado bien en general. Si has sido un poco travieso a lo mejor tienes algo de resaca y alguna molestia estomacal.
Ya sabes, mucha agua, dieta ligera pero nada de saltarse comidas, infusiones, zumos y bebidas naturales y a esperar.
También tienes la opción del botellín pero eso de que el alcohol calma la resaca es falso, en realidad significa volver a empeza. Que si quieres y te apetece…

Como resumen.

En esta simple lista te resumimos nuestras conclusiones sobre las comidas de empresa de Navidad:

  1. ¿Ir o no ir? Ir, siempre.
  2. Si eres nuevo, también, con más motivo.
  3. Nada de coche. Pero nada.
  4. Recuerda, no eres Obélix. Come como cualquier día.
  5. Nada de excesos, ni mucho menos cosas raras.
  6. Sé tu mismo pero poco. Tampoco hay que ser mucho una sola noche.
  7. Bebe con moderación (esto siempre).
  8. Recuerda que no estás sólo.
  9. Para la resaca: paciencia, agua y zumos.
  10. El botellín es opcional (not recomendated).

Estos son nuestros consejos para las comidas de empresa, en Tobba deseamos que lo paséis lo mejor posible, que celebréis y que nos dejéis celebrar con vosotros, queremos veros a todos estos días, con vuestros amigos, vuestros familiares, vuestros compañeros de trabajo, con los del equipo de fútbol o con los del gimnasio… Pero veros, ahora y cada semana de todos los meses de los próximos cien años.

personal_tobba_navidad